4861443578_a7bdaa842e_b

Producen fungicida para controlar hongos en los cultivos

Publicado , Categoria

Especialistas nacionales de la empresa Novagri S.A.C. culminaron con éxito la formulación de un fungicida biológico en base a un hongo llamado Trichoderma spp. Este hongo ha sido utilizado para controlar el ataque de fitopatógenos en los grandes cultivos del sur del país.

La formulación denominada comercialmente Triconova, cuya marca ha sido registrada por el Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi), fue desarrolla por la empresa Novagri S.A.C., con el apoyo económico de los Fondos para la Innovación, Ciencia y Tecnología (FINCyT).

“No es un producto químico, más bien se trata de un ser vivo que necesita condiciones especiales para que pueda actuar sobre los patógenos que dañan los cultivos. Esta formulación liquida es pionera en el Perú, porque gran parte de los laboratorios nacionales realizan fungicidas naturales con sustratos de maíz o arroz”, expresó Maritza Acosta Huaman, representante legal de la mencionada empresa.

¿CÓMO SE USA?
Según la especialista, este fungicida natural, cuyo frasco contiene 250 cc (centímetros cúbicos) podría aplicarse para una hectárea de cultivo mediante el sistema de riego. “Todo depende del grado de infestación del terreno por lo que quizás requiera de más dosis, aparte de que el controlador biológico tiene un efecto preventivo, más no curativo”, advirtió.

El proyecto demandó, en primer lugar, la selección de una cepa apropiada para la preparación de este fungicida, luego vino la producción de hongos en sustrato así como la extracción de esporas. Estas técnicas fueron aprendidas durante una pasantía en México, financiada por FINCyT. Posteriormente, se realizó la formulación y envasado del producto.
Con este proyecto no solo se aprendió y desarrolló el proceso de formulación líquida de hongos antagonistas, los cuales resultan importantes para el control biológico de los fitopatógenos, sino también permitió el crecimiento de la empresa mediante la diversificación de su cartera de productos.
Los resultados y ventajas de este fungicida han sido validados científicamente por profesionales de la Universidad Nacional San Agustín de Arequipa y “fue probada inicialmente en pimientos y cebolla amarilla, dos cultivos importantes de exportación en la región, pero finalmente se pudo trabajar también con otros como los ajos, uvas, cítricos, entre otros”, precisaron representantes de la empresa.
El monto global de esta iniciativa de innovación fue de más de 300 mil nuevos soles. De esa cifra, FINCyT invirtió el 62.20 %, Novagri 23.79 % y la Universidad Nacional de San Agustín 14.01%.