4861443578_a7bdaa842e_b

Ministra Jara pide a fiscalía ordenar detención de agresor que desfiguró rostro de expareja

Publicado , Categoria

La ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP), Ana Jara Velásquez, pidió al Ministerio Público que dicte el mandato de detención preventiva contra el sujeto que desfiguró a golpes y con un cuchillo a su ex pareja, en presencia de su menor hijo de tres años de edad.

Al tomar conocimiento de los hechos, Jara Velásquez expresó su preocupación e inmediatamente dispuso que se le brinde las atenciones del caso a la víctima, Cicely Vega, a quien visitó en el hospital Guillermo Almenara.

Los hechos de violencia se habrían suscitado en el departamento que Juan Vásquez Silva compartía hasta hace un tiempo. Producto de la agresión, Cicely Vega quedó con distintas lesiones, una en el ojo (que apenas puede abrir) y una grave herida en la mano que ha comprometido el movimiento de sus dedos.

“Complace saber que este sujeto, Juan Vasquez, ha sido intervenido porque se dio la figura del delito flagrante, pero quiero invocar al fiscal que está viendo esta causa que solicite al juez de Lima norte, el Juzgado Permanente de turno, que se dicte la detención preventiva de este sujeto porque es un agresor en potencia”, enfatizó la ministra.

Jara Velásquez resaltó la valentía de Adelina Castillo, madre de la víctima, quien denunció el caso. Ello permitió que, de manera inmediata, la Línea 100 del Programa Nacional contra la Violencia Familiar y Sexual despliegue su staff de profesionales para asumir la asesoría jurídica, el apoyo psicológico integral de la familia y, además, el apoyo social porque ella es una mujer emprendedora.

Cicely Vega será operada mañana jueves 26 de las heridas que recibió en su mano. Asimismo, el MIMP brindará apoyo a sus hijos ante posibles represalias por parte del agresor.

TENTATIVA DE FEMINICIDIO
Tras lamentar este nuevo caso de violencia familiar, la ministra de la Mujer expresó su preocupación que haya sido tipificado como “lesiones graves” cuando es evidente que se trata de una tentativa de feminicidio, toda vez que el agresor atacó a su víctima con un cuchillo.

“Lamento que se haya tipificado como lesiones graves dentro de un entorno de violencia de familia. Aquí la figura debe ser la de tentativa de feminicidio. La diferencia fluctúa entre cinco y diez años de pena privativa de la libertad; pueden darle la mínima que serían cinco años y con los beneficios penitenciarios este tipo sólo estaría meses en la cárcel”, subrayó.

En cambio –precisó- la figura de tentativa de feminicidio tiene como mínimo entre 10 y 15 años, “con el agravante de la existencia de un vínculo de convivencia con la víctima y las reiteradas agresiones, acá hay un concurso de delitos”.

Por último, reiteró que los abogados del MIMP estarán atentos a descartar cualquier situación de impunidad, y reiteró el compromiso de su gestión de trabajar por erradicar la violencia de género. “La mujer no debe quedarse callada, ante el menor indicio de violencia psicológica o física debe denunciar”, puntualizó.