4861443578_a7bdaa842e_b

Aborto en adolescentes es un serio problema de salud pública

Publicado , Categoria

El embarazo no planificado en adolescentes es una realidad y un problema de salud pública, pues ellas no suelen estar preparadas física ni emocionalmente para un embarazo.

Lamentablemente en nuestra sociedad existe un grave problema de abortos por embarazos no deseados en la mayoría de los adolescentes, quien al no contar con un canal de información ya sea familiar o educativa, incurren en practicar sexo sin seguridad o basándose en recomendaciones de amigos, sin prever que estas prácticas pueden poner en riesgo sus vidas, advirtió la gineco obstetra de la Clínica San Pablo, Eva Obregón Zegarra.

“El embarazo no planificado en adolescentes es una realidad y un problema de salud pública, pues ellas no suelen estar preparadas física ni emocionalmente. En las casas suele ser tabú hablar de sexo y esto genera embarazos no deseados y abortos inseguros, más aún porque la adolescente suele buscar servicios de aborto en etapas más avanzadas de la gestación, lo cual aumenta el riesgo de complicaciones”, indicó.

Según la experta en fertilidad el aborto instrumentado provocado puede complicarse con hemorragia, infección, perforación de útero y lesión de órganos pélvicos o intestinales. “A largo plazo las consecuencias de un aborto pueden ser: embarazo ectópico (por secuelas en trompas uterinas); parto prematuro (por laceración de cuello uterino) y depresión”.

“La primera actitud es la educación para salud sexual oportuna principalmente en el hogar y complementariamente la impartida por los servicios de salud y educación .No deben utilizar ningún medicamento no prescrito por el médico ginecólogo pues se puede alterar la formación de la criatura (organogénesis) y eventualmente se puede provocar perdida del embarazo”, precisó.

Situación emocional de las jóvenes

Por su parte la psicoterapeuta del Portal Salud en Casa, Liliana Díaz Díaz manifestó que las principales razones por las que una adolescente optan por el aborto, es que tener un hijo dificultaría la vida, su educación o su trabajo, además de no sentirse preparada para ser madre en ese momento, no convertirse en una madre soltera o tener problemas de pareja, fruto de una relación sexual ocasional y por falta de apoyo de la pareja.

“También se plantea que la decisión de abortar en la adolescencia se encuentra vinculada con las opiniones y el apoyo o no de los padres, principalmente de la madre y también de la pareja; es así que la red social es la que determina, en la mayoría de los casos. Sin embargo, pocos son los estudios donde se exploran las relaciones de las adolescentes con los padres”.

Asimismo la especialista indicó que al hablar de adolescentes y tener poca experiencia para reconocer los síntomas del embarazo, son renuentes a aceptar la realidad de su situación y/o no saber a quién acudir para obtener ayuda, muchas veces llegan a solicitar el aborto con mayor tiempo de gestación, lo que aumenta los riesgos. Tomando esta decisión con única alternativa a “su problema”. Y si no han tenido un apoyo adecuado, concientización de la problemática pueden volver a repetir este problema.
“El inicio de la actividad sexual expone a las adolescentes a una serie de riesgos que comprometen su salud sexual y reproductiva, además de su desarrollo psicológico y social, pues esta se comienza sin una adecuada orientación y sin conocimiento pleno de las complicaciones que les puede conllevar esa actividad sexual precoz sin la debida protección.”, agregó.