4861443578_a7bdaa842e_b

Paolo Guerrero presentó demanda penal a hotel que puso en peligro su carrera

Publicado 2018-07-12 , Categoria

 El futbolista peruano Paolo Guerrero presentó una denuncia penal abierta ante el Ministerio Público por los delitos de violación del secreto profesional y falsedad genérica, tras el caso de dopaje por el cual fue sancionado antes de Rusia 2018.

En el documento de 132 páginas presentado a la 28° Fiscalía Provincial Penal Lima el pasado 10 de julio, el delantero de la selección peruana interpone una denuncia penal por los delitos de violación del secreto profesional y falsedad genérica "contra los que resulten responsables" durante las indagaciones que se realizaron luego que la FIFA lo suspendiera en noviembre del 2017 por dar positivo en un control antidopaje.

Entre los argumentos que Guerrero expone ante la fiscalía, señala que Swissotel Lima reveló información "confidencial" a la Agencia Mundial Antidopaje (WADA, por sus siglas en inglés) a través de dos correos electrónicos con fechas del 7 y 15 de febrero del 2018. En detalle, explica que el hotel reveló la atención que se brinda respecto al servicios de infusiones y el acceso a los salones de banquetes reservados por la Federación Peruana de Fútbol (FPF).

Además, los sustentos de Guerrero refieren que el hotel cita en los correos "afirmaciones absolutamente falsas". Esto al señalar tres hechos: (1) que el segundo té que consumió el día 3 de octubre de 2018 en el salón de visitas lo hizo fuera de las áreas de uso exclusivo para la FPF; (2) que los invitados podían ingresar con alimentos y bebidas propias; (3) y que incluso se encontraba abierta la posibilidad de ordenar bebidas alcohólicas.

También indica que la información remitida a la WADA por parte de Swissotel Lima fue considerada como medio de prueba en la apelación formulada por dicha entidad en el Tribunal de Arbitraje Deportivo, que finalmente en mayo pasado decidió ampliar de 6 a 14 meses la suspensión contra el jugador peruano. En ese sentido, el documento dice que los hechos causaron cuantiosos perjuicios contra Guerrero.

"Un grave daño material, pues como consecuencia de ver limitada mi defensa tuve que realizar una exhaustiva investigación personal de los hechos acaecidos; pérdidas considerables al no poder trabajar como futbolista profesional [...]; daños psicológicos irreparables pues por mucho tiempo permanecí en estado de incertidumbre [...]; y un daño reputacional considerable, estando expuesto a cuestionamientos e incluso insultos por parte de la opinión pública", detalla el documento.

Debido a esto, el delantero peruano solicita al Ministerio Público iniciar una investigación para luego formalizar una denuncia penal ante el Poder Judicial contra los responsables por los delitos mencionados.